¿Cómo limpiar las joyas de oro y diamante?

Las joyas de oro y diamante tienden a oscurecerse por diferentes razones. Es, por ello, que si quieres lucirlas radiantes, como el primer día, es imprescindible darles una limpieza y mantenimiento en casa.

¿Por qué se oscurecen las joyas?

¿Qué es lo que hace que las joyas se oscurezcan? Podemos encontrar numerosas razones por las que las joyas de oro y diamante pierden ese tiempo, como vamos a ver a continuación.

Cloro

Bañarse en una piscina con cloro mientras vistiendo joyas, ya sean de oro o diamante, tiende a oscurecerlas. Así, el cloro cuenta con algunas sustancias que provocan que estos materiales se deterioren, por lo que para mantener un óptimo cuidado de tus accesorios, evita bañarte en piscinas con cloro.

Sudor

Nuestro sudor contiene cloruro de sodio y es, por ello, que es un agente que también produce ese indeseado oscuro a las joyas. Para mantener un eficaz uso de tus joyas es importante que al momento que vayas a realizar alguna actividad física en la que demanda que sudes, optes por guardar tus joyas, y así evitar su deterioro.

Tiempo

El tiempo es un factor que hace que las cosas cambien, y las joyas no es una excepción, suelen deteriorarse y cambiar sus tonos originales si no se les realiza constantemente un mantenimiento y cuidado, por lo cual, limpiar las joyas de oro y diamante debe ser un hábito que se realice constantemente.

Pasos para limpiar las joyas

Las joyas resultan ser un accesorio bastante relevante en nuestro look, por lo cual, es importante que estas se encuentren en un excelente estado. Para que las joyas luzcan radiantes es importante someterlas a un cuidado constante.

Así, éstas van perdiendo brillo, no porque sean de mala calidad, sino por la suciedad que no permite pasar la luz como debería.

Para dar inicio al procedimiento de limpieza de tus joyas vas a necesitar tener a la mano los siguientes productos: un paño, jabón, agua caliente, cepillo de cerdas suaves, y un par de guantes. Con todo ello, te aseguras de tomar las prevenciones para no rayar las joyas y contar con todos los implementos al momento de comenzar

Adquirir el hábito de limpiar tus joyas de frecuentemente es imprescindible. Es, por ello, que os mostramos unos pasos y consejos para que limpies tus joyas de oro y diamante de manera segura desde tu hogar, ¡vamos a verlo!

Asegurar que la joya no tiene piezas sueltas

Parece lógico, pero es un consejo sumamente importante. Nunca debes proceder con la limpieza de tus joyas si notas que estas tienen alguna piedra o pieza floja que está a punto de desprenderse ya que, al proceder así, puedes desencajarla del todo.

Por lo tanto, si tu joya cuenta con alguna pieza floja, te recomendamos que la lleves primero a manos de los expertos de la joyería, para que así la arreglen.

Tapar el lavabo

Aunque suene un paso algo desapercibido, es muy importante. Nunca inicies el proceso de limpiar tus joyas de oro y diamante sin antes asegurarte que el lavabo, ya sea del baño o la cocina, se encuentre tapado correctamente, para así evitar que se te pueda extraviar.

Sumergir la joya en agua caliente con jabón

Sumerge las joyas dentro de un bol con una mezcla de agua caliente y jabón de lavavajillas, evita utilizar algún tipo de jabón que contenga cloro, puesto que se corre el riesgo de que la montura se decolore.

Cepillar suavemente la joya

Una vez que las joyas se encuentren dentro del agua, puedes cepillarlas suavemente con paciencia y cariño, con la ayuda de un cepillo de cerdas suaves. Puede ser un cepillo infantil o de maquillaje. Es importante realizar esto mientras que las joyas se encuentren dentro del agua, y con especial cuidado para no rayarlas o dañarlas de alguna forma.

Secar con un paño

Por último, seca la pieza con un paño limpio y suave y evita tocarlas directamente con los dedos para que a estas no se le peguen las huellas. Es importante tener en cuenta que dejes las joyas de oro y diamante dentro del paño hasta que se terminen de secar y, bajo ningún concepto, utilices tus piezas si se encuentran aún húmedas. El contacto directo con la piel puede causarte algún tipo de irritación y alergia, aún más si eres de piel sensible.

Un consejo importante para el cuidado de tus joyas de oro y diamante es que no debes limpiarlas más de dos veces al mes, ya que esto puede ocasionar un significativo deterioro en su color y luz, produciendo un efecto contraproducente en las mismas.

Si sigues todos estos consejos, estamos más que seguros que podrás mantener las joyas limpias y radiantes.

Comments (0)

Product added to wishlist